Empresa procesadora de cacao hace millonaria donación en Loreto para nueva planta de oxígeno medicinal

Publicidad

Tamshi es el nombre de la empresa cacaotera  que a través de su fundación donó S/ 400,000 para financiar una nueva planta de oxígeno en la región

El Vicariato Apostólico de Iquitos y la empresa cacaotera Tamshi, pudieron lograr conseguir una nueva planta de oxigeno medicinal para Loreto, tan necesaria en nuestra coyuntura que permitirá salvar vidas en medio de la segunda ola de la pandemia.

Esta iniciativa fue canalizada mediante el religioso Raymundo Portelli, quien es el párroco en la parroquia San Martín de Porres de Iquitos, y quien informó que la Fundación Tamshi cedió la generosa donación de 400 mil soles con lo que harán posible la instalación de esta planta.

“La demanda hospitalaria aumenta y el oxígeno escasea. Pero nuevamente Tamshi abandera las iniciativas privadas de lucha contra la pandemia, lo que nos permitirá seguir salvando vidas. Que Dios bendiga a los dueños de Tamshi. No lo podía creer, realmente lo agradezco”, indicó el padre Raymundo Portelli.

VICARIATO DE IQUITOS ADQUIERE PLANTA DE OXIGENO VALORIZADA EN UN MILLON DE SOLES

El Vicariato Apostólico de Iquitos adquirió esta planta de oxígeno valorizada en S/1′000.100, y hasta antes de recibir la donación de Tamshi, ya habían recaudado S/700 mil con las donaciones de generosos pobladores quienes dieron sus óvolos a través de una colecta con aportaciones voluntarias en cuentas bancarias con el mensaje de “Sé un ángel del oxígeno: Iquitos te necesita” en tan sólo una semana.

Como recordaremos, en el 2020, la iglesia católica realizo una primera colecta logrando adquirir cuatro plantas de oxígeno, de las cuales tres fueron instaladas en Iquitos y una en Nauta.

Esta muestra de desprendimiento da una luz de esperanza entre los pobladores de la región Loreto tan golpeada con los estragos no sólo de la pandemia sino también de las inclemencias de la naturaleza con lluvias torrenciales que se suscitan durante ésta temporada y que causan complicaciones respiratorias en niños y ancianos.

Publicidad